5 Remedios Caseros para tratar el Pie de Atleta

El pie de atleta es una infección fúngica conocida como tinea pedís. Afecta comúnmente a personas que utilizan zapatos cerrados y cuyos pies sudan mucho. Así mismo, la infección comienza por los pies y se presenta en forma de erupción cutánea y con picazón. En algunos casos las personas pueden presentar ulceras o ampollas que pueden ser dolorosas.

Sin embargo, para fortuna de todos, el pie de atleta es muy receptivo a diversos tratamientos. Así que aquí te mostraremos algunos remedios para el pie de atleta que te pueden ayudar.

Indice de contenidos

Ajo

El ajo es muy reconocido por sus diversos usos medicinales y propiedades antimicóticas. En la actualidad diversos estudios han encontrado que es efectivo contra gérmenes y hongos. Por lo que es uno de los mejores remedios Caseros para el Pie de Atleta.

Una receta de ajo contra el pie de atleta consiste en machacar tres o cuatro dientes de ajo y mezclarlos en un recipiente con agua tibia. Por último, se sumergen los pies durante 30 minutos. Es recomendable hacer esto al menos dos veces al día durante una semana.

Bicarbonato de sodio

El bicarbonato de sodio es algo que la gente comúnmente tiene en sus casas. Además, puede ser utilizado como un tratamiento efectivo contra el pie de atleta. Estudios científicos han demostrado que el mismo posee propiedades antifúngicas y elimina microorganismos en la piel.

Para realizar el tratamiento de este remedio para el pie de atleta, se mezcla media taza de bicarbonato de sodio en un bol o recipiente de agua. Luego se remojan los pies durante 15 o 30 minutos dos veces al día. Por último, se secan los pies totalmente, pero sin haberlos enjuagado.

Talco en polvo

El talco o incluso la maicena sirven como tratamiento para el pie de atleta. Esto se debe a que mantienen la zona afectada seca y limpia, por lo que se dificulta que el hongo crezca debido a la falta de humedad.

Para esta receta, simplemente aplicamos un poco de talco (o polvo antifúngico) en el área afectada y listo. Cabe mencionar, que es importante tener cuidado de no inhalarlo.

Baños de sal marina

La sal marina contiene un montón de minerales y propiedades naturales. Por lo tanto, es un excelente antibacteriano y antifúngico natural. Lo que lo convierte en un excelente tratamiento para el pie de atleta.

Algunas recetas implican mezclar sal marina con otros medios naturales como el vinagre. Sin embargo, la manera más funcional de absorber este tratamiento es mediante un baño de pies de sal marina. Para esto se remojan los pies durante 20 minutos por 2 veces al día. Es importante recalcar que hay que secar bien los pies para no estropear el tratamiento.

Aceite de árbol de té

El aceite de árbol de té es conocido por sus propiedades antifúngicas y su capacidad antibacteriana. Por ello es muy utilizado como remedio Casero para el pie de atleta, por su efectividad natural.

Para aplicar esta receta. Se procede a mezclar un aceite vegetal o portador tal como el aceite de coco con el aceite del árbol del té. Con esto se obtiene una concentración del 25 al 50 por ciento de aceite del árbol del té el cual debe ser aplicado una vez al día.

Sera muy fácil deshacerse en días del molesto hongo que causa el pie de atleta si sigues estos tratamientos.

Deja un comentario