Descubre que son las manchas de óxido y como quitarlas

Podemos comenzar explicando un poco sobre lo que son las famosas y muy conocidas manchas de óxido, las cuales en ocasiones son consideradas como una de las manchas que más presentan dificultad a la hora de querer eliminar a estas manchas de manera completa en una prenda de ropa.

Así mismo, la pregunta que la mayoría de las personas se realizan es la de por qué salen estas manchas, pues estas hacen presencia en el momento en el que la prenda que se encuentra húmeda o completamente mojada tiene un contacto (leve o completo) con cualquier tipo de objeto metálico.

Pero tal vez pienses: ¿El roce con un objeto de metal tiene algo que ver realmente? La respuesta es sí, porque salen estas manchas de óxido a través de residuos que han logrado penetrar de manera profunda al vestuario, y se vuelve muy complicado eliminar estas manchas, sobre todo si es de color blanco.

¿Qué se podría hacer para eliminar o quitar estas manchas de óxido?

Hemos llegado a la parte del artículo en donde te vamos a demostrar cómo eliminar o quitar estas manchas de óxido de tus prendas favoritas de ropa mediante varios pasos sencillos a realizar y que por ningún motivo, razón, causa o circunstancia dejes de seguir utilizando tu ropa:

Algunos pasos o métodos a seguir

1. Productos especiales

Como primera opción podrías dirigirte a tu mercado o farmacia más cercana y comprar algún tipo de producto especial que te ayude a quitar este problema de óxido que afecta tu ropa, ya que dichos productos cuentan con un líquido que posee ácido oxálico o también ácido fluorhídrico muy buenos para esto.

De esta manera, estos ácidos van a actuar de manera directa contra todo aquel residuo de metal y así van a eliminar toda esa mancha de tu ropa.

2. Remedios o Productos caseros

Otra gran forma de poder sacar o limpiar tu ropa de estas molestas manchas de óxido es utilizando algunos remedios caseros muy específicos para poder eliminar a este agente de suciedad que ha infectado tu vestuario con residuos metálicos. Dichos remedios podrían ser los siguientes:

A) Zumo de limón

Realizar una mezcla de jugo de limón con una pequeña cucharada de sal o también vas a poder utilizar bicarbonato de sodio para poder sacar de mejor manera esta a este agente contaminante. Luego, vas a aplicar sutilmente esta mezcla sobre la mancha de óxido y dejarla secar con el sol alrededor de 2 horas.

Seguidamente, vas a enjuagar tu prenda con agua preferiblemente fría y posteriormente tienes que lavarla. Ahora notarás que ya lograste quitar las manchas. Cabe destacar que, el limón es una de las grandes causas por las que el óxido en ocasiones no logra expandirse.

B) Vinagre

Por lo general, muchos se preguntan que por qué salen estas manchas, pero eso no es tan importante como realmente lo es el saber que el vinagre puede quitar ese problema metálico que tanto afecta a tu vestimenta.

Por lo tanto, estas manchas de óxido representan un gran dolor de cabeza al momento de presentarse porque salen de tal forma que pueden afectar a la prenda de manera muy significativa, en donde incluso no te la podrías poner nunca más.

Sin embargo, dicho problema lo vamos a quitar con los químicos del vinagre y te diremos cómo hacerlo y así demostrar que una de las causas de no poder ponerte esa vestimenta que tanto te gusta ha sido eliminada.

Lo primero a realizar para sacar este agente infeccioso del tipo metálico de tu vestuario, es aplicarlo de manera directa en la mancha de óxido y cubrirlo rápidamente con un poco de sal.

Después, vas a tener que dejarlo secar durante un tiempo, y cuando notes que ya esta se encuentra completamente seca, deberás enjuagar tu ropa para así estar seguro de que esa suciedad o también conocida como manchas de humedad se ha ido y has podido limpiar tu vestimenta de forma eficaz.

3. Jabones especiales

Para poder limpiar de mejor forma algún tipo de ropa que ha sido contaminada con dicho problema, podrás buscar algún jabón determinado que tal vez te sea útil para esto, pero, ¿por qué salen estos jabones antioxidantes? La respuesta es simple, estos son creados porque salen o actúan sobre las manchas de una vez.

Esto es debido a que, ese jabón va a desprender o sacar con mucha potencia cada partícula de óxido que se encuentre en la prenda. Y para poder limpiar tu ropa con estos jabones sólo vas a agregar una pequeña cucharada de este jabón en un vaso con agua que se encuentre a temperatura ambiente o tibia. 

Cuando hayas agregado el jabón al vaso, lo mezclas para después tener que colocarlo en la respectiva mancha de óxido, en ese momento lo dejas secar alrededor de 5 minutos y luego lava la prenda con agua preferiblemente fría. Listo, notarás que pudiste limpiar y sacar ese molesto sucio contaminante de tu ropa.

¿Por qué salen estas manchas de óxido o cuáles son las causas de ellas?

Una de las grandes causas de este agente contaminante, el cual se cree que también pudiera ser algo así como las manchas de moho, sería la humedad.

¿Por qué salen?

Esto es porque salen con tanta humedad las prendas que logran penetrar la superficie del hormigón y de la mampostería, y más aún sobre aquellos armarios que contengan una estructura de hierro, metal o acero, lo que lograría causar bastantes problemas con respecto al óxido en la ropa.

Así que en caso de solucionar este problema rápidamente y de manera permanente, ese proceso de oxidado va a lograr estar acelerado y así demostrar otra de las grandes causas de por qué no puedes colocarte una ropa en específico.

Por lo tanto, la humedad va a empezar a llevarse todo ese óxido y te representará un gran problema, porque salen en ese momento las manchas que tanto te molestan, que luego con el transcurrir de los días van a tornarse de color rojas o marrones sobre la superficie de tu armario y por último en tu ropa.

No obstante, cuando ese problema se ha logrado expandir en gran forma, este produce un peculiar estado de corrosión en donde su volumen de metal va a aumentar significativamente, pudiendo producir tanto daños en tu vivienda como en cada una de las prendas de tu armario.

Deja un comentario