Todo lo que necesitas saber sobre las manchas en el pulmón

Ultima Actualizacion

Todos sabemos que cuando respiramos el oxígeno inhalado pasa a los pulmones y es llevado a cada uno de nuestros órganos por todo el torrente sanguíneo para limpiar, alimentar y eliminar toxinas de las células de nuestro cuerpo.

Sin embargo, es muy probable que al momento de ir a nuestra consulta de rutina asumimos que estamos en las mejores condiciones de salud, pero nos encontramos con la mala sorpresa de tener manchas en el pulmón.

En ese momento es cuando nos preocupamos por creer que estamos en algún síntoma a distintos tipos de afecciones de mayor magnitud. Y es por esto que con esta información vas a poder señalar ciertos puntos claves con respecto a este tema, que va a ir desde que son las manchas en el pulmón, hasta el por qué salen este tipo de problemas, e incluso diremos algunas recomendaciones útiles para ti.

¿Qué son Manchas en el Pulmón?

Las manchas en el pulmón o nódulos conocida comúnmente como “manchita” es una lesión en el pulmón que puede tener un tamaño aproximado hasta tres centímetros de diámetro que en ocasiones puede pasar desapercibida por ser considerablemente pequeños, pero cuando aparecen no se les debe quitar la atención.

Según estudios, estas manchas en el pulmón pueden ser benignas o malignas, en donde las benignas o de calcificación homogénea conocidos como granulomas, cuya tendencia es no ser cancerígenas y las malignas o no calcificadas son denominados nódulos indeterminados, pudiendo ser inflamatorios o cancerosos.

¿Por qué salen?

Cuando revisamos sobre las causas más comunes que dan origen a las mismas, encontramos que son variadas y originadas por diferentes patologías, siendo las infecciones pulmonares agudas las más comunes.

Existen muchísimas personas que presentan sin saberlo manchas en el pulmón porque salen a la vista en los rayos x como secuelas o cicatrices de afecciones bacterianas o virales que han pasado y que permanecen en el cuerpo como una gripe común.

Así mismo, en ocasiones estos problemas tienen la particularidad de presentarse como una infección actualmente activa, porque salen como una zona oscura al momento de realizar alguna radiografía de tórax o una tomografía computarizada, mostrando las áreas de tejido pulmonar que han sido afectadas e inflamadas a pesar de que estemos sanos.

Cuando se detectan siempre hay que estar atentos e investigar el por qué surgen, ya que pueden tener varias causas y no todos están vinculadas con una formación tumoral.

Principales infecciones que pueden originar manchas en el pulmón 

Al hacer referencia a las posibles infecciones que pueden originar estas manchas en el pulmón, existe una gran variedad de tipo bacteriológicas, hongos, virus; tomando en consideración el medio ambiente sin descartar la reacción alérgica que puede presentar el sistema inmunológico de cada persona, cuya labor es limpiar y drenar todo organismo extraño del cuerpo; entre ellas tenemos:

Neumonía o Pulmonía

Condición inflamatoria por la presencia determinada de bacterias, virus u hongos, siendo una de sus causas más comunes una complicación de una gripe mal tratada.

Sus síntomas son: dolor en el pecho y la espalda, tos, dificultad para respirar y cansancio, fiebre y escalofríos o sudores fríos. Sus efectos secundarios se pueden evidenciar en uno o más lóbulos pulmonares.

Bronconeumonía

Proceso inflamatorio causado por una infección a consecuencia de la complicación de una pulmonía o bronquitis. Con síntomas similares a la anterior pero sin etapas evolutivas, ni presencia de fiebres. Dichos pacientes presentan pequeñas manchas en todos los pulmones.

Tuberculosis

Patología producida por la presencia de una bacteria que no sólo afecta a este órgano sino que puede extenderse a otras partes el cuerpo. Sus síntomas son dolor en el pecho, tos persistente y dificultad para respirar.

Las manchas en el pulmón son de forma redondeada simulando a un globo con aire en su interior. Esta es una de las enfermedades más padecidas por las personas con VIH, presentándose a nivel de piel como manchas de Sida. Además, sacar estas infecciones puede ser complicado.

Edema Pulmonar

Es la acumulación de líquido en los pulmones de manera anormal, conocido popularmente como agua en los pulmones, cuyos síntomas son: dificultad para respirar al acostarse o al hablar, sensación de asfixia, respiración acompañada de sonidos roncos o silbidos y expectoraciones con sangre.

Entre las causas más frecuentes se originan los edemas pulmonares en donde se encuentran: insuficiencia cardíaca, insuficiencia renal, estrechez en las arterias que trasportan la sangre a los riñones, daño pulmonar, ingesta de ciertos medicamentos, manchas en las manos.

Una de las formas de detectar o diagnosticar esta patología es la radiografía de tórax, que permite mostrar la presencia de manchas borrosas alrededor de los pulmones que corresponden al líquido acumulado en la zona, el cual puede ser eliminado con el drenaje en la misma.

Cáncer de Pulmón

Causa principal de la presencia de manchas en el pulmón. Es una patología grave y severa que representa un pronóstico serio y delicado, el cual dependerá de la etapa en la que se encuentre el cáncer; siendo este producto de una metástasis o del origen primario que afecta a otros órganos cercanos.

Este tipo de manchas suelen aparecen en la radiografía en forma de bola blanca. Entre los síntomas más comunes están: dolor en el tórax constante, tos frecuente y persistente, dificultad para respirar, manchas blancas en la lengua, pérdida de peso de forma involuntaria y sin causa aparente.

Si llegas a presentar alguno de estos síntomas visita a tu médico lo más rápido posible y comienza con las medidas preventivas como son la aplicación de radioterapia y/o quimioterapias, según sea la necesidad para eliminar o sacar todo vestigio de malignidad.

Formaciones no Cancerosas

Cuando la persona no presenta ningún tipo de síntoma y aparece en los exámenes de rutina una alteración desconocida se puede sospechar de la presencia de formaciones no cancerosas en la zona.

Estas alteraciones son originadas por diversidad de causas, entre ellas las más comunes son:

a) Lipomas o células grasas encapsuladas: son tumores benignos de carácter blando al tacto, redondeados y normalmente no son dolorosos, siendo formados por células de tipo graso provenientes de tejido adiposo.

Por lo tanto, para poder quitar un lipoma, la intervención quirúrgica es de tipo ambulatoria y sin anestesia. Otras formas de salir de ellos son con tratamientos de liposucción que consiste en sacar la grasa a través de inyecciones de esteroides para disminuir el tamaño y limpiar la cavidad.

b) Hamartomas: Es el crecimiento benigno (no canceroso) compuesto por una mezcla anormal de células y tejidos que salen en cualquier parte del cuerpo. Estas formaciones se pueden eliminar con la medicación suministrada en el tratamiento de la patología existente, de lo contrario se aplicaría una intervención quirúrgica para quitarlos.

Recomendaciones para minimizar su aparición

Las recomendaciones se centran básicamente en la prevención y a su vez en evitar la contaminación de virus, bacterias, hongos que permitan la aparición de estas manchas. Por ello, es imprescindible tomar algunas recomendaciones como:

  • Evite el contacto con personas que padezcan de gripe o resfriado, así como también sitios muy concurridos.
  • Evite las infecciones lavando las manos de manera frecuente con agua y jabón.
  • Utilice jabones antisépticos.
  • Use papel o pañuelos desechables para eliminar cualquier tipo de contagio con la flema.
  • Vacúnese contra la gripe (influenza) y la neumonía.
  • Haga ejercicios que estimulen la respiración, permitiendo de alguna manera sacar o despejar el fluido de los pulmones.
  • Tome suficiente agua (entre 6 y 8 vasos) durante el día.
  • Pedir la colaboración de otra persona para limpiar, quitar y sacar polvo, humedad u objetos en desuso en los espacios que usted más visita.
  • Evite el consumo de Alcohol.
  • Descanse lo suficiente durante el día.
  • Realice chequeos médicos constantes para verificar su estado de salud y así eliminar cualquier otro elemento que conlleve a una recaída.

Otras de las alternativas son los tratamientos caseros que puedes realizar para limpiar la flema de las vías respiratorias como son las infusiones de café, hojas de Silverthorne, eucaliptus y la sábila con miel de abejas. 

¿Cuándo Acudir al Especialista?

En cualquier caso, ante la presencia de un tipo de mancha en el cuerpo cuyo contenido y tipo se desconoce hay que acudir al médico a fin de analizar la situación y quitar cualquier duda sobre su presencia, y sobre todo al momento de haber algún inicio de procesos cancerígenos.

2 comentarios en “Todo lo que necesitas saber sobre las manchas en el pulmón”

  1. Hola !!! A mi madre le salió dos manchas en la espalda del tamaño de una pelota de tênis de color marrón oscuro , una esta del lado izquierdo en la parte inferior de la espalda ( un poco más arriba del riñón) y otra del lado derecho muy cerca del ombro! Me preocupa mucho debido a que mi madre no toma sol !! Mi madre tiene 63 años y sufre de problemas coagulación del sangre que le afeta los brazos por un tema de los glóbulos rojos. Encima né mostró una radiografía de pulmón q se le ve una mancha blanca en la parte inferior del pulmón derecho !! Le pregunté si le enseño la radiografía a su media y me a dicho q si y que si medica a dicho q no es nada . Y ahora le sale esta mancha en la espalda y estoy muy preocupada!! Que opinas doctora?

    Responder

Deja un comentario